viernes, 3 de febrero de 2017

LIBRO: Duma Key, de Stephen King


DATOS
Título: Duma Key
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza & Janés
Colección: Éxitos
Páginas: 729
Edición: 2009 (Primera)
ISBN: 9788401337109
Precio: 24,90€
Sinopsis:
         Unas pinturas de sorprendente fuerza y maestría podrían estar inspiradas en una terrible maldición… Tras sufrir un grave accidente, la vida del constructor millonario Edgard Fremantle cambia radicalmente. Ha perdido un brazo, se separa de su mujer y decide trasladarse a Duma Key para dedicarse a pintar. El paisaje de este cayo en la Florida, con viejas casonas y una vegetación tropical, y la extraña propietaria de la isla desatan en Edgar una febre creadora sobrehumana: los paisajes surrealistas, los mares embravecidos y las muñecas que dibuja parecen formar parte de un aterrador mensaje de advertencia.

         Una de las mejores novelas de Stephen King, con elementos sobrenaturales que recuerdan a La historia de Lisey . El cayo, su paisaje y los secretos que encierra su mar se convierten en un personaje más de la novela, fascinante y terrorífico.


OPINIÓN
Valoración (sobre 5): 💀 💀 💀
Lectura: Del 27/12/2015 al 05/02/2016
Opinión:
         Duma Key me ha parecido una historia interesante narrada con maestría, pero en ningún caso una de las mejores obra del Sr. King.

         Debo decir que aún busco erróneamente en el Stephen King de los últimos tiempos una buena historia de terror y últimamente siempre acabo un poco decepcionado. Con Duma Key me ha pasado. Pero el error es mío por esperar lo que no tendré, lo sé.
Por el contrario las habilidades narrativas del autor, su forma de desarrollar la historia, son cada día mejores. Y en este sentido es un deleite leer su excelente prosa. Supongo que al final una cosa acaba compensando la otra y al final acabo disfrutando de la lectura igualmente.

         Centrándome en la historia es interesante (un manco que adquiere poderes a través de la pintura) y conserva algunos de los elementos típicos con los que Stephen King construye sus tramas y personajes (casas encantadas, un personaje atormentado que se retira en un lugar aislado, la amistad con un vecino de la localidad, etc.). Como perfila las historias y los personajes es una delicia. Has aquí lo habitual y bien.
También hay elementos nuevos como que el protagonista sea un pintor y que sus visiones sean a través de sus pinturas. En la serie Hospital Kingdom (basada en una guion de Stephen King creo) ya salía esta idea.

         Tiene la virtud que a pesar que el libro sea extenso consigue que lo leas rápido, sin cansarte.
El libro va de menos a más tanto por el ritmo y la acción como por la tensión y los elementos sobrenaturales. Las tres cuartas partes iniciales se dedica a desarrollar la historia con sus mil matices, detalles y anécdotas. Se toma su tiempo. Es en la última parte cuando el desenlace se precipita y el libro se vuelve trepidante y lleno de pasajes sobrecogedores que te atraparán.

         Pero ahí vienen mis peros.
         Cada vez más tengo la sensación que a Stephen King le interesa menos el terror y lo sobrenatural y en cambio sí el desarrollo de historias de personajes atormentados. Que el terror es un elemento secundario de la historia. Y que aún lo incluye aún para no perder el trono como rey del terror. Pero cada vez da menos miedo… Y aunque pueda sonar a crítica, y más en mi caso que me encanta este género, sigo siendo un gran defensor de Stephen King, ya no tanto como rey del terror que fue si no como el gran escritor que a mi entender es.

         Otra cosa a comentar. No le saqué todo el partido que hubiera deseado a los interludios (por decirlo de alguna forma) de los capítulos titulados “como dibujar un cuadro”. Esta historia paralela del pasado contada por partes, de forma parcial y sin tener el lector todos los elementos, ha hecho de su lectura una experiencia en plan “me estoy perdiendo algo”. Esto a mí personalmente me pone un poco nervioso, pero son cosas mías. Quiero pensar que es una analogía con las vivencias del protagonista que en su fase de recuperación tras el accidente donde su memoria tiene lagunas. De algún modo el lector lo vive (lo lee) igual que él. Y por lo tanto como idea me parece, a pesar de todo, interesante, si mi analogía es real, claro.

         Por otro lado el final y toda la trama sobrenatural también a veces me pareció un poco confusa o sacada de la chistera. Pero ya sabemos que los finales del Sr. King no es su fuerte. A lo mejor este es redondo y simplemente yo no supe apreciarlo, pero le falto un no sé qué para mi gusto.

         Pero resumiendo, es un libro interesante y distraído, que pasa bien a pesar de sus 700 páginas. Es un Stephen King por lo tanto vale la pena leerlo, aunque no sea una obra maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario